El gobierno español anuncia una amnistía fiscal

Habrá amnistía fiscal para los defraudadores que regularicen sus cuentas con el fisco, según un reciente anuncio del Gobierno Español, en el marco de la presentación de los presupuestos generales del Estado para el año 2012.

Según informó el ministro de Hacienda español Cristóbal Montoro, la amnistía fiscal consistirá en la implementación de un gravamen especial de manera temporal de sólo el 10%, el cual se aplicará a todas las rentas regularizadas, procedentes de la evasión de impuestos. No habrá ningún tipo de sanciones ni recargos sobre los capitales que se declaren en el marco de dicha iniciativa y podrán regularizarse tanto las rentas situadas en España, como aquellas que se encuentren en el extranjero o en paraísos fiscales.

La medida no ha estado exenta de polémica. Mientras el Gobierno español sostiene la amnistía fiscal ayudará a obtener 2500 Millones de Euros adicionales para las arcas públicas que están pasando por momentos muy complicados, han arreciado críticas de todo tipo de los más diversos sectores de la política y la sociedad. Los detractores insisten sobre todo en el agravio comparativo que supone que aquellos que han cumplido con el fisco hayan visto gravadas sus rentas en porcentajes que se acercan al 50%, mientras que los defraudadores podrán regularizarlas por un reducido 10%.

Por otro lado, hay también quien desconfía de la medida, sospechando que se trata no sólo de recaudar, sino de identificar a individuos y empresas que comenten evasión fiscal, para someterlos a un mayor control en el futuro.

Durante los próximos meses podremos comprobar si la amnistía fiscal resulta efectiva en sus fines recaudatorios o si por el contrario el miedo y la desconfianza hacen que se convierta en papel mojado.