La nueva lista negra de paraísos fiscales de la Unión Europea para el 2020

Índice [Ocultar] [Mostrar]

El consejo de la Unión Europea actualiza su lista negra de paraísos fiscales con el objetivo de mejorar la gestión fiscal a nivel mundial y garantizar una situación en la que los países que no forman parte de la Unión Europea se adhieran a las mismas normas que los Estados miembros de la UE.

La lucha contra los paraísos fiscales se ha convertido en una de las prioridades para la comunidad económica mundial. La razón principal por la que Europa y los gobiernos de muchos países persiguen el uso de los territorios offshore es la salida de capital del mercado interno, sin pasar por la hacienda del estado. Las perdidas anuales de las operaciones de este tipo son incalculables y por esta razón se toman las medidas cardinales contra los países que no se unen a la colaboración.

La primera aprobación de lista negra de paraísos fiscales

La primera lista negra de los paraísos fiscales fue aprobada en 2017 e incluía 17 países. La lista estaba formada principalmente por las jurisdicciones conocidas por sus actividades en el blanqueo de capitales, islas pequeñas y países con renta baja. Al mismo tiempo el consejo aprobó la lista gris que incluía 47 países y algunos de ellos eran territorios onshore.

Los objetivos principales que estableció la UE con la aprobación de primera lista negra son los siguientes:

  1. Transparencia a la hora de realizar el intercambio automático de la información.
  2. Competencia fiscal justa sin manipulaciones de las tasas impositivas.
  3. La actividad económica sistematizada.

Los 12 paraísos fiscales más letales para la UE

Este mes de febrero los ministros de economía y finanzas de la Unión Europea han actualizado la lista negra de paraísos fiscales y como cada año han sido incluidos países nuevos y otros al revés, han pasado a la lista gris o han sido reconocidos como países colaboradores en materia fiscal.

Este año la Unión Europea ha añadido a los 8 países que ya estaban en la lista otros cuatro: Seychelles, Caimán, Palau y Panamá, señalando a que estos estados o territorios no llevaron a cabo reformas fiscales en el periodo establecido. Entonces, la nueva lista negra de los paraísos fiscales incluyeSamoa Americana, Islas Caimán, Fiyi, Guam, Omán, Samoa, Panamá, Trinidad y Tobago, Palau, Seychelles, Islas Vírgenes de los Estados Unidos y Vanuatu.

Otra oportunidad para Turquía

Al principio Turquía también podrían estar en la "lista negra" de la Unión Europea debido a que hasta finales de 2019 el país no pudo cumplir con sus obligaciones de garantizar el CRS intercambio automático de información fiscal con los países de la UE.

Sin embargo, Turquía y la UE llegaron a un acuerdo de aplazamiento para dar al país más tiempo, en concreto hasta 31 de diciembre 2020, para poner en orden los estándares de transparencia fiscal, mejorar infraestructura implicada y aprobar leyes necesarias. Para presionar el gobierno del país, la Unión Europea ha recordado a Turquía que el incumplimiento de las normativas puede poner en peligro su entrada en la Unión Europea.

Panamá, de nuevo en la lista negra

Panamá es una de las jurisdicciones que estrenó la lista negra en 2017. Debido al escándalo titulado como “Los papeles de Panamá” el país fue acusado por incumplimiento de medidas para combatir el lavado de dinero. En 2019 siguiendo las instrucciones europeas el gobierno de Panamá consiguió sacarlo de la lista negra demostrando su capacidad de colaborar en la lucha contra la salida de los capitales ilícitos. 

El consejero de Finanzas aseguró que Panamá ya no formaba parte del grupo de jurisdicciones offshore y no era un lugar de evasión de impuestos para empresas extranjeras. Sin embargo, debido a que el Foro Global sobre Transparencia e Intercambio de Información Tributaria de la OCDE no le ha dado todavía la calificación de país “cumplidor en gran medida” Panamá vuelve a estar en la lista negra de los paraísos fiscales.

Islas Caimán, una calificación injusta

A lo largo del año 2019 el gobierno del país aprobó una serie de las leyes nuevos relacionados con la formación de los fondos en su territorio y el control fiscal sobre ellos. Sin embrago, para el consejo de la Unión Europea estas medidas no han sido suficientes y se dijo que las leyes adoptadas no resuelven completamente los problemas que hay con las empresas multinacionales que aprovechan del régimen fiscal favorable en las Islas Caimán sin una presencia adecuada en la jurisdicción. Algunos expertos independientes consideran injusto el hecho de que la UE haya identificado a caimán en la lista negra, ya que este estado ha puesto mucho esfuerzo y recursos para rectificar la situación legal de acuerdo con los requisitos de la UE. Expertos británicos ven esta clasificación como una clara señal de presión sobre el Reino Unido, que a los principios de este año salió de la UE.

Seychelles y Palau, ¿Dispuestos a intercambiar la información?

Estas dos jurisdicciones han sido acusados por la Unión Europea de no seguir los estándares impuestos en el proceso del intercambio automático de la información financiera. En particular algunos países europeos, como Francia y Alemania, se han quejado de la no colaboración de Seychelles y Palau a la hora de presentar la información sobre sus ciudadanos que tienen fondos en estos países y aprovechan de su régimen fiscal. Sin embargo, los consejos de finanzas de ambos países han declarado que están dispuestos a revisar algunas leyes y hacer modificaciones lo antes posible para alinearlas con los estándares internacionales.

La próxima revisión de la efectividad de las sanciones impuestas contra los paraísos fiscales de la "lista negra" está programada por el Consejo de la Unión Europea para diciembre de 2021.