¿Pánico en la banca secreta Suiza?

Una fuente confidencial de la Banca Suiza desvelaba recientemente en el diario de información económica “Financial Times” que algunas entidades bancarias Suizas estaban limitando los viajes de sus ejecutivos al extranjero, con el fin de protegerlos ante detenciones o interrogatorios. Recordemos que el año pasado un banquero del UBS, una de las entidades más importantes, fue detenido en USA en el transcurso de una investigación fiscal. Un importante ejecutivo bancario comentó: “me lo pienso dos veces antes de viajar a Estados Unidos”.

Según otra fuente, incluso se están evitando viajes a países vecinos como Francia o Alemania, al haber demostrado estos especial belicosidad en la lucha contra los paraísos fiscales bancarios.

¿Exageración o realidad? Lo cierto es que Suiza está en el punto de mira de los organismos internacionales por ser el paraíso fiscal más dañino, pero es más que cuestionable que estos obtengan algún éxito significativo ante este gigante de las finanzas. Tengamos en cuenta que se estiman en 1,4 billones de Euros las cantidades depositadas por ciudadanos extranjeros en bancos suizos. Esto supone un 42% de los depósitos totales en Suiza. Es simplemente demasiado dinero para que Suiza no lo defienda con uñas y dientes. La reciente congelación de fondos a la OCDE así parece demostrarlo.