LLame Gratis por skype.  
pago seguro

¿Que son las Operaciones Triangulares?

Pregunta

¿Que son las Operaciones Triangulares?

Respuesta

Las operaciones triangulares se trata de la realización de operaciones de exportación e importación, alterando los precios, de forma que se importan mercancías caras a través de una sociedad interpuesta y se exportan baratas a través de otra sociedad. Para ello, una compañía que opera entre dos países de alta fiscalidad interpone una empresa entre ambos, situada en un paraíso fiscal. Los beneficios más importantes los obtiene y acumula la compañía intermediaria, que no paga impuestos o paga muy pocos.

La mercancía, por su parte, viaja de un país a otro sin tocar para nada el enclave. El esquema básico es constituir una empresa como agente exportador a quien se le vende relativamente barato, tributando poco por ello en la jurisdicción local al existir poco margen de beneficio. El agente exportador recibe directamente los pedidos y vende a otras empresas extranjeras con un margen que no tributa. Los beneficios de la venta se acumulan en el territorio offshore. Esto es lo que hacían los propietarios de una conocida cadena de televisión europea a través de compañfas tapadera en las Islas Vírgenes Británicas y en Jersey, que compraban inicialmente los derechos de exhibición de películas a sus propietarios en Norteamérica. Posteriormente, estas empresas revendían más caros los derechos a compañías europeas participadas por estas cadenas de televisión. Se acusa también a grandes compañías de hacer esto continuamente: Boeing, General Motors o Kodak. Los Estados Unidos poseen un sistema ("Foreign Sales Corporation") que ampara esta práctica, de la que también se han beneficiado empresas europeas. La importación es fiscalmente más problemática ya que, dependiendo del país y de su legislación, cuanto mayor es la cantidad que se importa, puede que se paguen mayores impuestos. Con todo, es un sistema algo sofisticado para sacar dinero del país. La utilización de estas empresas es ciertamente costosa y, como salvaguarda legal cara a las autoridades fiscales locales, el propietario no puede ser uno mismo, sino un extranjero que posea el 50% de las acciones. Entre los inconvenientes destaca que existe siempre un registro público y es relativamente fácil si no se toman ciertas medidas, saber o sospechar quién es el beneficiario final de una empresa. Los inspectores de Hacienda pueden pedir datos adicionales si detectan operaciones frecuentes de importación y exportación con empresas basadas en paraísos fiscales. Consecuentemente, podrían exigir pruebas en contrato, como ya es habitual en algunas pesquisas fiscales. En este caso, pasarán a pedir al contribuyente que demuestre que no tiene nada que ver con la compañía offshore. Puede acusarse al propietario de emplear un precio ventajoso o precio de transferencia ("Transfer Pricing") entre dos empresas vinculadas. Las autoridades tributarias vigilan estas operaciones con cuidado. En ellas se estudia la vinculación de las dos sociedades y la finalidad comercial para la que se realiza. Varias contramedidas fiscales persiguen o limitan la utilización de precios de transferencia entre sociedades vinculadas. Su utilización requiere, por tanto, cierta planificación. Como se ha dicho arriba, en otros países se demuestra que la empresa está controlada por otras personas presentando pruebas de toma de decisiones empresariales realizadas por los directores y administradores en la jurisdicción offshore , para el caso, en cualquier otro sitio. Esto es fácil de presentar, ya que a los testaferros y representantes legales se les paga precisamente para eso. Este tipo de pruebas ha servido ante tribunales europeos en diferentes casos para confirmar que la compañía es propiedad de y está gestionada por terceras personas residentes en otros países. La utilización de compañías "holding", domiciliadas en España y que obtienen sus beneficios en el exterior son una alternativa legal, con una fiscalidad atenuada.