LLame Gratis por skype.  
pago seguro

Panamá no es un Paraíso Fiscal

Panamá no es un Paraíso Fiscal - PARAISOS FISCALES

Panamá firma convenios de intercambio de información fiscal y deja de ser un Paraíso Fiscal

En una carta a la OCDE después del G-20 de Londres, en el que Panamá de manera arbitraria fue colocado en menos que “una lista negra” (la lista gris), el presidente Martin Torrijos ministro de comercio e industria, dejó claro que su gobierno solo llegara hasta cierto punto en cuanto a intercambio de información fiscal.

Condenó el G-20 y la OCDE por discriminatoria que afecta el buen nombre y la competitividad de los servicios financieros internacionales ofrecidos por la república de Panamá y que son la columna vertebral de nuestra economía.”

El ministro estableció estas precondiciones en virtud de las cuales Panamá intercambiaría información fiscal:

  1. La privacidad de las personas continuara siendo protegida y garantizada contra la interferencia indebida.
  2. No habrá intercambio automático de información.
  3. No habrá triangulación indebida de la información proporcionada entre las naciones.
  4. Cualquier intercambio de información se hará en base a solicitudes individuales apoyadas por un principio de derecho específico y justificado.
  5. Habrá un periodo de transición razonable con respecto a cualquier medida que deba implementarse y que tenga repercusión en la plataforma de servicios internacionales ofrecidos por la república de Panamá, entendiéndose que la aplicación de cualquier medida debería ocurrir al mismo tiempo que otras medidas similares aplicadas en todos y cada uno de los estados que sean miembros o no de la OCDE y que Panamá los considere como competidores en la prestación de servicios internacionales.

Observe el énfasis en la última condición previa. Panamá solo concederá cualquier medida de alcance limitado, al mismo tiempo que otras medidas similares aplicadas a todos los demás competidores en la prestación de servicios internacionales. Se trata de una lista larga y dudamos de que cualquier otro competidor esté conforme. Para empezar, China en la forma de Hong Kong y Macao ha manifestado ninguna intención. Algunos comentaristas han deducido que el tratado de libre comercio entre Panamá y los Estados unidos que ha estado pendiente a la aprobación por el congreso durante algún tiempo se usará para presionar a Panamá y ceda. Lo que se obvia en la letra pequeña es el hecho de que este acuerdo es mucho más beneficioso para la parte americana que para los panameños. Panamá exportó $377 millones a los Estados Unidos el pasado año y el 96% de las mercancías de Panamá ya entraron en los Estados Unidos bajo las preferencias comerciales existentes. Por el contrario, Panamá actualmente aplica aranceles que van desde el 8% al 15% en la  mayoría de los productos manufacturados, con tasas del doble y dígitos incluso triples para los productos agrícolas de Estados Unidos. Panamá también prohíbe la importación de mercancías re-manufacturadas. Esto es un mercado muy lucrativo para la industria estadounidense y exportaciones de los consumidores, inclusive teléfonos móviles, ordenadores y material de movimiento de tierras para minería. Hemos leído muchos artículos desinformados y engañosos incluso en supuestas websites bien informadas sobre protección de activos, que predicen la desaparición de Panamá como centro financiero offshore. Citamos uno de estos artículos:

Desde el G-20 la compañía panameña ha sido el blanco del gobierno y congreso estadounidense. Actualmente los Estado Unidos y Panamá tienen un acuerdo reciproco de libre comercio y el gobierno estadounidense pretende acabar con dicho acuerdo hasta que panamá o entregue información sobre los estadounidenses en la jurisdicción, lo que significaría acabar con sus leyes de privacidad bancaria o bien tomar medidas drásticas para cambiar la legislación que hace de Panamá un paraíso fiscal. Los Estados Unidos siempre han tenido un dominio férreo en Panamá, incluso después de su retirada y su entrega del canal de Panamá. Muchos americanos que actualmente son los beneficiarios efectivos de una compañía panameña buscan alternativas seguras antes de que el castillo de naipes se desmorone a su alrededor.

A parte del dato erróneo de que el acuerdo de libre comercio aún no ha sido ratificado y de que los Estados Unidos no han tenido gran ventaja en Panamá, desde que retiró sus fuerzas hace 10 años y ha sido denegado incluso el uso de uno de sus antiguas bases por la interceptación de drogas y fines de inteligencia, diríamos que lo cierto es lo contrario. Además, los americanos con empresas panameñas no buscan otras alternativas, ya que temen que todo está a punto de derrumbarse. Al contrario. Buscan a Panamá como uno de los últimos bastiones con influencia e independencia para continuar con sus bien establecidas políticas. Inevitablemente, las naciones más pequeñas son más vulnerables y con economías mucho más pequeñas abiertas al soborno. Aquellas otras jurisdicciones alternativas, como Belice, Navis y Seychelles, habrán tenido que seguir el camino que la OCDE desee, incluso antes de que panamá considere la aplicación de cambios. Por lo tanto, si panamá aprueba será porque cualquier otro centro financiero offshore ha estado de acuerdo en llevarlo a cabo. Consideramos dicha eventualidad  poco probable si nos basamos en las situaciones actuales que se nos presentan.  

Dejar un Comentario

* Nombre:
* E-mail: No será publicado
   Website: URL con http://
* Comentarios:
Código de Seguridad