LLame Gratis por skype.  
pago seguro

Tipos de Bancos Offshore

Tipos de Bancos Offshore - PARAISOS FISCALES

Tipos de bancos offshore

1. Bancos pequeños

No tienen sucursal en el país de residencia. Representan la máxima protección y privacidad, pero no suelen tener una amplia gama de servicios. Debe atenderse a Su solvencia y experiencia. Un ejemplo son un buen número de bancos suizos y de Liechtenstein dedicados a la banca privada.

2. Filiales de bancos grandes e importantes con sucursales en el país de residencia.

Los servicios son buenos, pero en caso de que el cliente sea objeto de persecución fiscal o de otro tipo, las autoridades de la junsdicción local podrían presionar al banco matriz y obligarle a proporcionarle los datos de su diente, no importa dónde estén los clientes o su dinero.

3. El banco offshore por antonomasia

No tiene actividad en el enclave pero acepta depósitos de clientes fuera del mismo. Los requisitos de formación son mínimos y pueden tener su papel en una estructura offshore. No suelen disponer de sucursales en países de alta fiscalidad y trabajan con otras entidades financieras en términos de banco corresponsal. No son muy estrictos con sus clientes y suelen aparecer unidos a noticias sobre blanqueo de capitales. Debe evitarse el ser cliente de estos bancos.

El riesgo se minimiza, siempre que se pueda, a través de la diversificación por países y monedas. El inversor internacional puede distribuir el dinero en bancos de países diferentes en divisas también diferentes: euros, francos suizos, dólares USA y libras esterlinas pudiendo tener su cuenta bancaria en dichas divisas, en las proporciones que aconsejen los mercados. Por último, hay detalles psicológicos que poseen su importancia, a veces tanta como los técnicos. Uno de ellos es tener confianza en el banco, es decir sentirse a gusto con él. Los empleados del banco offshore desempeñan al respecto un papel crucial. El cliente contribuye a esta relación con un adecuado sentido de la realidad, sabiendo lo que quiere, lo que está haciendo y comprendiendo su trabajo. Los tratos de negocios, y los bancarios no son una excepción, no se realizan con una entidad anónima, sino entre personas.

Dejar un Comentario

* Nombre:
* E-mail: No será publicado
   Website: URL con http://
* Comentarios:
Código de Seguridad