LLame Gratis por skype.  
pago seguro

Panamá deja de ser paraiso fiscal y vuelve a serlo en 24 horas

Panamá deja de ser paraiso fiscal y vuelve a serlo en 24 horas - PARAISOS FISCALES

¿Es Panamá un paraíso fiscal o no? De momento lo sigue siendo… ¿pero por cuánto tiempo?
Últimamente los Gobiernos de diferentes países se han aficionado a tramitar leyes demoledoras con “nocturnidad y alevosía”. Lo vimos en el caso de Chipre, dónde durante un festivo local se decidió “ordeñar” las cuentas de los principales bancos de la isla para reflotar a estos de su desastrosa situación financiera. El último desmán gubernamental, sin embargo, procede ahora de Panamá.

El día 30 de diciembre de 2013 el sector offshore del conocido paraíso fiscal se sobresaltó con la llamada Ley 120, la cual fue publicada en la Gaceta Oficial del país sin ningún tipo de aviso previo y en vísperas de las festividades de fin de año. Dicha ley, ni más ni menos, abolía el sistema de fiscalidad territorial existente en Panamá, el cual gravaba a residentes y no residentes solamente por aquellos ingresos obtenidos dentro de su territorio. Es decir, las personas y sociedades domiciliadas en Panamá tendrían que pagar impuestos por TODOS sus ingresos mundiales. En otras palabras, esto suponía el fin de Panamá como paraíso fiscal y con ello también el de un sector que se calcula da empleo a unas 30,000 personas. Tal fue el revuelo que levantó la sorpresiva medida que al día siguiente se publicó la siguiente entrada en la página de la Presidencia de Panamá:

“El Director de la Autoridad Nacional de Ingresos, Luis Cucalón aceptó haberse equivocado al proponerle a los Diputados de la Asamblea Nacional, la incorporación de los artículos 2 y 3 de Ley 120 del 2013, referente a la territoriedad de los ingresos devengados en el extranjeros por personas naturales y jurídicas panameñas. “Aunque se han dicho cosas equivocadas sobre los alcances de la norma, reconozco que me equivoque al pensar que Panamá estaba preparada para este paso”, indico.”

Y efectivamente, como muchos expertos ya anunciaban, el 2 de enero de 2014 el Consejo de Gobierno panameño aprobó una resolución derogando los artículos 2 y 3 de la ley 120, que establecía el pago de impuestos sobre rentas obtenidas fuera de Panamá. Con esto, todo volvía a la normalidad.

No obstante, este episodio ha erosionado la imagen de Panamá y la seriedad de su Gobierno. En primer lugar, porque una medida de tal calado, que cambia toda la estructura fiscal de un país, no puede aprobarse de la noche a la mañana, sin debate previo, y por la puerta trasera en la víspera de un festivo. Esta forma de actuar no sólo denota improvisación, sino una total falta de respeto por los profesionales que trabajan en el sector financiero y de la constitución de sociedades, así como de los miles de inversores que ostentan la titularidad de empresas o cuentas bancarias en Panamá. Ofrece también importantes pistas sobre cuáles son las intenciones del Gobierno panameño en el futuro, con respecto a su categoría de paraíso fiscal. Es de prever que Panamá seguirá la estela de otras jurisdicciones como Gibraltar o Andorra y tratará de abolir el sector offshore y el sistema de tributación territorial, para convertirse en un país de tributación moderada, pero convencional. El Gobierno del Presidente Martinelli ha dado muestras de apostar claramente por otras vías de ingreso e ir dejando caer poco a poco al sector offshore. La pregunta es: ¿será capaz Panamá de compensar todos los ingresos, depósitos y puestos de trabajo que obtiene gracias a su condición actual de jurisdicción offshore? ¿Si se pierde la confianza en el país, podría producirse una huida masiva de capitales comprometiendo el hasta ahora sólido sistema bancario panameño? Es difícil decirlo, pero lo que parece claro, es que Panamá ya no será percibido como un lugar estable y seguro por la comunidad de inversores internacionales, a la que no le gustan las sorpresas ni inestabilidades. Así que, el declive de Panamá como paraíso fiscal parece inevitable.

Dejar un Comentario

* Nombre:
* E-mail: No será publicado
   Website: URL con http://
* Comentarios:
Código de Seguridad