LLame Gratis por skype.  
pago seguro

El Nominee Shareholder

El Nominee Shareholder - PARAISOS FISCALES

Una Forma Discreta de Controlar una Sociedad Offshore

Un nominee shareholder o accionista fiduciario, es una persona o entidad que figura como tenedora de los títulos o acciones de una sociedad offshore en lugar de su propietario real, lo que permite a este permanecer en el anonimato.

Tradicionalmente, la manera de mantener la privacidad de inversores y propietarios de empresas ha sido el empleo de acciones al portador (bearer shares). Estos títulos sin embargo están perdiendo  popularidad, debido a las restricciones que les imponen las medidas contra el blanqueo de capitales.

Pero la industria offshore pronto ideó una alternativa e introdujo la figura del nominee shareholder. Este puede ser una persona física, normalmente proporcionada por el agente residente o el formador de compañías, o bien otra sociedad que se constituye exclusivamente para ser utilizada para este fin. En el segundo caso se hablará entonces de un accionista corporativo. Son los datos del accionista fiduciario, los que figuran en los documentos de la empresa, los cuales se inscriben en el registro público o se depositan en la oficina registrada, según exija la ley de la jurisdicción donde se constituya la sociedad.

Cómo se garantizan los derechos del propietario real

Al ser el nominee shareholder el que figura en todos los documentos de la empresa, es necesario tomar medidas adicionales para garantizar  los derechos del propietario real. Esto se soluciona mediante un documento llamado declaration of trust. Se trata de un contrato privado en el que el accionista fiduciario reconoce que los títulos de la sociedad le son entregadas en custodia, perteneciendo en realidad a su cliente. 

Ventajas de la utilización de un nominee shareholder 

Como comentado anteriormente, el empleo de un accionista fiduciario permite al propietario legítimo permanecer en el anonimato. Esto es importante cuando se requiera quedar formalmente desvinculado de la sociedad, combinándose en estos casos el uso del accionista con el de un nominee director o director fiduciario. Los motivos para ello pueden ser diversos, siendo los más habituales la protección del patrimonio frente a terceros, la participación en otras sociedades de forma confidencial o el establecimiento de sistemas de precios de transferencia. Estos últimos, también conocidos como refacturaciones, consisten en interponer una sociedad offshore entre el importador y el exportador de un bien, con la intención de reducir la carga fiscal desviando parte del beneficio a un tercer país, normalmente un paraíso fiscal

Inconvenientes de la utilización de un accionista fiduciario

Las medidas contra el blanqueo de capitales que aplican bancos, financieras e incluso algunas empresas, exigen la correcta identificación de directores, accionistas, beneficiarios y propietarios legítimos de las sociedades. Así por ejemplo, abrir una cuenta bancaria o la firma de ciertos contratos puede requerir una gran cantidad de documentación de todas las partes involucradas, incluido el nominee shareholder. Esto hace ralentiza las gestiones, aunque puede mitigarse este efecto contando con un agente profesional y ágil. También habrá que contar con costes adicionales, ya que el agente facturará un cargo cuando tenga que proporcionar la documentación, enviarla por correo o mensajería, etc.

La cesión de la propiedad mediante contrato, obviamente también siempre implica un riesgo. Si bien la declaration of trust es aceptada sin mayores problemas en la jurisdicción offshore de constitución, podría encontrarse con dificultades de reconocimiento fuera de sus fronteras. Téngase en cuenta que sólo se trata de un contrato privado, no un documento publico y legalizado.

Por ello es fundamental que agente formador y accionista fiduciario sean personas o entidades honestas y confiables. También es importante que la declaration of trust esté correctamente redactada, lo que evitará futuros problemas relacionados con el reclamo de la propiedad de la compañía. En cualquier caso, no son pocos los clientes que no se sienten cómodos con la utilización de un nominee shareholder y prefieren usar como accionista a otra sociedad controlada por ellos mismos, ubicada en una jurisdicción distante. Esto impide que tengan que recurrir a un accionista fiduciario externo y soluciona las complicaciones documentales antes mencionadas.

Dejar un Comentario

* Nombre:
* E-mail: No será publicado
   Website: URL con http://
* Comentarios:
Código de Seguridad