LLame Gratis por skype.  
pago seguro

Invertir en el Mercado de Divisas

Invertir en el Mercado de Divisas - PARAISOS FISCALES

Claves para dar sus Primeros Pasos en el Forex

El mercado de divisas cuenta con diferentes vías de acceso. El uso de una u otra depende en mayor medida de la cantidad de capital disponible para la inversión y de la manera en que se pretendan llevar a cabo las transacciones. 

Así, estableciendo una primera división, podemos diferenciar entre cuentas de forex no administradas o self trading accounts, es decir donde el inversor toma sus propias decisiones de compra-venta, o los llamados sistemas manejados o managed accounts. En estos últimos las decisiones son tomadas por profesionales o sistemas automáticos, sin la intervención directa del cliente.

Llevar una cuenta no administrada, requerirá tener tiempo para seguir las operaciones, ya que el mercado de divisas es muy dinámico y puede fluctuar de manera importante en sólo unos minutos. Se deberá dominar también las principales técnicas de previsión y análisis, que son básicamente dos:

  • Análisis técnico. Se basa en el seguimiento histórico de los tipos de cambio, tanto a corto plazo (los últimos días o minutos), como a largo plazo (evolución histórica). Mediante los conocidos gráficos de candelabro (candlestick charts) u otros similares, se recogen las fluctuaciones del par de divisas analizado, tratando de predecir su comportamiento en el futuro.
  • Análisis fundamental. Contrariamente a la técnica anterior, el análisis fundamental estudia factores externos que pueden tener su influencia en el comportamiento de una determinada divisa. Aspectos tales como situación política y económica en general, cambios en los tipos de interés, datos sobre desempleo, amenazas del medio, grandes proyectos empresariales, catástrofes naturales, etc.  Para esta técnica resulta fundamental estar bien informado sobre la actualidad general y económica. Además se debe conocer cómo se pueden traducir los diferentes acontecimientos al comportamiento de cada una de las divisas.

Debido a que las fluctuaciones en las cotizaciones suelen ser mínimas, típicamente de céntimos, es necesario disponer de una importante cantidad de capital para que estos movimientos arrojen un beneficio perceptible. El lote estándar mínimo de compra en el mercado de divisas es de 100.000 unidades de la moneda con la que se va a comerciar (dólares, euros...), pero actualmente no es necesario depositar cantidades tan grandes, ya que el mercado de divisas es una inversión de apalancamiento. Esto quiere decir que para la adquisición de divisa se recurre a la financiación ajena. 

Así hablamos por ejemplo de un nivel de apalancamiento de 100:1 (el más habitual), lo que quiere decir que con 1 unidad de divisa comprada podríamos controlar 100. Con ello, para controlar un lote estándar de 100.000 dólares nos bastaría un capital de 1.000 dólares. Este es uno de los atractivos del mercado de divisas, ya que depositando sólo una pequeña parte del capital, se pueden obtener los mismos rendimientos que si se invirtiera el total. Por este motivo también resulta una inversión arriesgada, ya que se puede perder más dinero del que se invirtió y esto puede ocurrir con rapidez. 

Formas de invertir en el mercado de divisas 

En cuanto a las diferentes posibilidades de acceder al mercado de divisas existen alternativas para todos los gustos y bolsillos:

  • Administradores profesionales (professional forex managers). Se trata de cuentas administradas por expertos, puestos a disposición de sus mejores clientes por parte de entidades de banca privada o brokers/dealers del mercado de divisas. Normalmente se exige un saldo de por lo menos 100.000 dólares para tener acceso a un forex manager profesional, aunque también existen algunos dealers que ya proporcionan el servicio a partir de importes algo más reducidos.
  • Hedge funds. Son fondos de inversión de alto rendimiento y riesgo, sometidos a muy pocas regulaciones gubernamentales. Muchos de ellos están especializados en el mercado de divisas. Las cuentas son administradas y se invierte de acuerdo a una estrategia definida por el fund manager, la cual normalmente se explica en el folleto de presentación del fondo. Para poder participar, típicamente la inversión mínima es de 100.000 dólares aunque existen fondos que exigen depósitos de hasta 1.000.000de dólares.
  • Cuentas administradas (managed accounts) o trading systems. Las ofrecen bancos de inversión, brokers o dealers de forex y son una alternativa más asequible a los administradores profesionales. Los inversores que no tienen tiempo o conocimientos para manejar sus transacciones personalmente pueden hacer uso de un programa automatizado (trading Systems) desarrollado por el forex manager del broker. Este programa se encuentra configurado según un estilo y estrategia de riesgo previamente definida. Los trading systems normalmente valoran evoluciones históricas de las diferentes divisas, es decir, realizan análisis técnico automatizado, pero no pueden incorporar generalmente aspectos del análisis fundamental. Existen sistemas semi-automáticos que solamente avisan al inversor del momento ideal para comprar o vender, o soluciones totalmente automatizadas que toman decisiones y realizan todas las acciones de compra-venta. Entre ellas están los famosos robots de forex. La apertura de una cuenta administrada, normalmente requiere aportaciones entre 1.000 y 5.000 dólares.
  • Cuentas no administradas (self trading accounts). Igualmente ofrecidas por bancos de inversión y brokers/dealers, al abrir una de estas cuentas será el propio cliente quien tome todas las decisiones y tramite las órdenes de compra-venta mediante un sistema online. Casi todos los brokers que ofrecen este tipo de servicio, disponen de cuentas de demostración gratuitas, con las que el cliente puede entrenarse previamente, sin arriesgar dinero real. Los depósitos iniciales para abrir una cuenta no administrada, típicamente oscilan entre 1.000 y 2.500 dólares.
  • Cuentas mini (forex mini accounts). Es una versión “de bolsillo” de las cuentas no administradas y se permite la participación desde importes muy pequeños de entre 250 y 500 dólares. Esta opción es ideal para empezar a hacer operaciones en el mercado de divisas, pero sin arriesgar grandes cantidades. El beneficio, no obstante, también será más pequeño. Estas cuentas las ofrecen los brokers. Algunos incluso se han especializado en este segmento y sólo abren cuentas mini.
  • Formas de inversión no reguladas. Junto a los brokers, dealers e instituciones financieras licenciadas, existen también toda una serie de intermediarios alternativos a través de los que es posible invertir en el mercado de divisas. La composición de este segmento es muy variopinta. Pueden ser compañías financieras como las OFC’s u “offshore financial companies” constituidas en Nueva Zelanda, o compañías financieras panameñas o de Belize. En muchos casos incluso, se trata de sociedades offshore convencionales sin licencia financiera, constituidas en paraísos fiscales y que en realidad no estarían autorizadas a manejar capitales de terceros. Por último también están los conocidos HYIP’s o high yield investment programs, es decir programas de inversiones de alto riesgo, muchos de los cuales, si son legítimos, invierten en forex. El nivel de fraude en los HYIP’s es sin embargo altísimo, ya que muchos son en realidad sistemas piramidales ilegales, basados en los llamados “esquemas de Ponzi”. A pesar del alto nivel de riesgo de fraude, muchos pequeños inversores comienzan su andadura en forex a través de algunos de estos sistemas, ya que permiten participar con un capital inicial muy bajo, a veces desde 100 dólares o incluso menos. En cualquier caso se aconseja una exhaustiva investigación previa del proveedor del servicio y nunca operar con entidades que no posean al menos una licencia financiera, si bien esta tampoco garantizará al 100% la legitimidad del negocio. 

Invertir en forex mediante una sociedad offshore

El mercado de divisas es una inversión de alto riesgo, pero que puede arrojar cuantiosos beneficios si se maneja de la forma adecuada. Por ello tarde o temprano muchos inversores tendrán que plantearse dos cuestiones: fiscalidad y privacidad

La participación en forex, ya sea a través de un broker, banco o intermediario no regulado, generará irremediablemente transacciones y movimientos bancarios, tales como depósito de fondos, retirada de beneficios o pagos de comisiones. Cualquier transferencia bancaria lleva asociada en el mensaje SWIFT que genera, el nombre del remitente y el beneficiario. Muchas veces, si el broker está situado en otro país u offshore, las transferencias pasarán por bancos intermediarios situados en Europa o Estados Unidos. Igualmente en la retirada de fondos mediante tarjetas de débito, los movimientos quedan asociados a la cuenta bancaria y a la información existente en la banda magnética de la tarjeta, es decir el nombre del titular. 

Por estos motivos, cada vez es más frecuente que quien invierte en el mercado de divisas, especialmente los que empiezan a tener rendimientos un poco más importantes, ya no realicen las operaciones en su propio nombre, sino mediante sociedades offshore creadas para tal fin. De este modo consiguen proteger su privacidad y los rendimientos de sus inversiones se depositarán directamente en una cuenta bancaria offshore, en un paraíso fiscal libre de impuestos.

Precauciones básicas para invertir en  el mercado de divisas

Exceso de apalancamiento. Algunos brokers, especialmente en las cuentas mini, permiten niveles de aplancamiento de hasta el 400:1. Esto es atractivo porque puede invertir con cantidades muy pequeñas, pero también es fácil que lo pierda todo o incluso quede endeudado. Lea atentamente el contrato del broker y asegúrese que no le comprometa más allá del importe depositado en su cuenta. No invierta más dinero del que pueda permitirse perder. 
¡Recuerde que el Forex es una inversión de alto riesgo!

No invierta demasiado poco. Depositando 100 o 200 dólares sus rendimientos siempre serán pobres. Si no quiere arriesgar mucho desde el principio, abra una cuenta demostración, que ofrecen la mayoría de los brokers. Practique con la cuenta demostración y sin usar dinero real hasta que haya ahorrado al menos 1.000 o 2.000 dólares.

Siga su plan. En el mercado de divisas es muy fácil perder el norte. Es importante que haga un plan y se mantenga fiel al mismo. No improvise o se deje llevar por la emoción del momento. Fije su nivel de ganancias o pérdidas con las que se conforma. Después utilice las herramientas automáticas para que una vez alcanzada dicha posición el sistema compre o venda automáticamente. De este modo asegurará su beneficio y minimizará las pérdidas.

Investigue a su broker o intermediario. Haga al menos una investigación básica sobre su proveedor. En ningún caso invierta con alguien sobre el que no tenga claro quién es y dónde está. Compruebe si tiene una licencia financiera que le permite realizar operaciones en el mercado de divisas. Visite foros sobre forex y páginas de denuncia de fraudes. Si exhibe una licencia, verifique con el organismo que la expide si realmente es auténtica.

En este apartado, hemos intentado dar una visión general sobre la distintas posibilidades que existen para acceder al mercado de divisas. Puede consultar también nuestro pequeño manual de forex, para familiarizarse con los términos y conceptos más habituales y conocer qué tipo de transacciones y operaciones existen. 

1 Comentarios

    • Avatar
      Invertir en Forex
      Dec 5, 2015

      El forex es mas que inversion, especulacion. Si puede haber ganancias, pero tambien perdidas. La clave de esto es tener una debida preparacion, practicar mucho en una cuenta demo, tener una estrategia de trading probada y saber manejar los riesgos. Es decir por cada operacion que haga saber cuanto puedo permitirme perder. Podriamos decir que es todo un arte.

Dejar un Comentario

* Nombre:
* E-mail: No será publicado
   Website: URL con http://
* Comentarios:
Código de Seguridad