LLame Gratis por skype.  
pago seguro

Sociedades Offshore

Constituir una sociedad en un paraíso fiscal es una decisión ideal para ahorrar impuestos y tener asegurados sus activos. Una elección que antes parecía poco realista ahora está al alcance de todos. Constituir una sociedad en un paraíso fiscal en un proceso rápido que no requiere desplazamientos ni instalaciones físicas. La sociedad no pagará impuestos de sociedades, impuesto sobre las ganancias, impuestos retenidos, sucesión, bienes, inmuebles o sobre donaciones. La ausencia de impuestos ayuda al cliente a realizar un planificación fiscal efectiva y multiplicar sus activos. Las sociedades pagan una tasa anual al gobierno, dicha tasa suele ser muy baja y dependiendo del paraíso puede estar determinada por el capital social autorizado de la compañía o un pago fijo anual.

Caso práctico

Vamos a ofrecer un caso práctico para que puedan ver las ventajas de constituir una sociedad en un paraíso fiscal:

Supongamos que una sociedad alemana quiere comprar cables electrónicos en China y por cada uno de ellos el proveedor chino le cobra 1 Euro. Si la empresa alemana decide comprarlos por la sociedad alemana y venderlos en Alemania por el precio de 5 Euros, los impuestos sobre beneficios que se aplicarán será 4 Euros por cable electrónico, estos son los beneficios que tendrá la sociedad. Ahora vamos a imaginar que usted tiene una empresa en el paraíso fiscal con 0% de impuestos que actúa como revendedora. La nueva sociedad constituida en Belice compra los cables en China por el precio de 1 Euro y se los “vende” a si mismo a su empresa alemana por 4 Euros sin pagar los impuestos sobre beneficios. De esta manera la sociedad alemana declara en Alemania que ha comprado los cables por 4 Euros y los va a vender a 5 Euros, la sociedad alemana gana de esta operación solo 1 Euro y se aplicará luego el impuesto sobre los beneficios. Sin embargo la sociedad constituida en Belice obtendrá todo el beneficio y no tendrá que pagar ningún impuesto.

Constituir una sociedad en un paraíso fiscal es una decisión ideal para ahorrar impuestos y tener asegurados sus activos. Una elección que antes parecía poco realista ahora está al alcance de todos. Constituir una sociedad en un paraíso fiscal en un proceso rápido que no requiere desplazamientos ni instalaciones físicas. La sociedad no pagará impuestos de sociedades, impuesto sobre las ganancias, impuestos retenidos, sucesión, bienes, inmuebles o sobre donaciones. La ausencia de impuestos ayuda al cliente a realizar un planificación fiscal efectiva y multiplicar sus activos. Las sociedades pagan una tasa anual al gobierno, dicha tasa suele ser muy baja y dependiendo del paraíso puede estar determinada por el capital social autorizado de la compañía o un pago fijo anual.

Caso práctico

Vamos a ofrecer un caso práctico para que puedan ver las ventajas de constituir una sociedad en un paraíso fiscal:

Supongamos que una sociedad alemana quiere comprar cables electrónicos en China y por cada uno de ellos el proveedor chino le cobra 1 Euro. Si la empresa alemana decide comprarlos por la sociedad alemana y venderlos en Alemania por el precio de 5 Euros, los impuestos sobre beneficios que se aplicarán será 4 Euros por cable electrónico, estos son los beneficios que tendrá la sociedad. Ahora vamos a imaginar que usted tiene una empresa en el paraíso fiscal con 0% de impuestos que actúa como revendedora. La nueva sociedad constituida en Belice compra los cables en China por el precio de 1 Euro y se los “vende” a si mismo a su empresa alemana por 4 Euros sin pagar los impuestos sobre beneficios. De esta manera la sociedad alemana declara en Alemania que ha comprado los cables por 4 Euros y los va a vender a 5 Euros, la sociedad alemana gana de esta operación solo 1 Euro y se aplicará luego el impuesto sobre los beneficios. Sin embargo la sociedad constituida en Belice obtendrá todo el beneficio y no tendrá que pagar ningún impuesto.

Sociedades Offshore Hay 8 Productos